Cuando sea viejo, hijo mío ...

  El día que sea viejo y ya no sea el mismo,
ten paciencia y compréndeme, hijo mío.
  Cuando derrame comida sobre mi camisa
y olvide cómo atarme mis zapatos, recuerda
las horas que pasé enseñándote a hacer
las mismas cosas. Si cuando hablas conmigo,
repito y repito las mismas palabras que sabes
de sobra como terminan, no me interrumpas y escúchame,
 cuando eras pequeño para que te durmieras
tuve que contarte miles de veces el mismo cuento
 hasta que cerrabas los ojitos.
  Cuando estemos reunidos y sin querer
haga mis necesidades, no te avergüences
y compréndeme que no tengo la culpa de ello,
 pues ya no puedo controlarlas.
 Piensa cuántas veces cuando eras niño te ayudé
y estuve paciente a tu lado esperando
 a que terminaras lo que estabas haciendo.
  Cuando me veas inútil e ignorante
frente a todas esas cosas tecnológicas
 que ya no podré entender, te suplico
que me des todo el tiempo que sea necesario
para no lastimarme con tu sonrisa burlona.
 Acuérdate que esas cosas como el comer,
el vestirte y tu educación para enfrentarte a la vida
 tan bien como lo haces, son producto de mi esfuerzo
 y perseverancia por ti.
  Cuando en algún tiempo mientras conversamos
me llegue a olvidar de qué estamos hablando,
dame todo el tiempo que sea necesario
hasta que yo recuerde, y si no puedo hacerlo
no te burles de mí.
  Cuando me fallen las piernas por estar cansadas
para andar, dame tu mano tierna para apoyarme
como lo hice yo cuando comenzaste a caminar
con tus débiles piernas.
  Y no te sientas triste o impotente por verme así,
con mis achaques, con mis manías, pues son cosas de la vida,
que hay que aceptar en paz.
  Pero recuerda que en esa etapa es más necesario
que nunca el amor, el cariño, la presencia.
  Dame tu corazón y apóyame como lo hice contigo
 cuando empezaste a vivir.
  Acompáñame en este último tramo de la vida,
 no me dejes nunca, porque yo te he 
 en que te entregué todo mi tiempo, esfuerzo y dedicación...
  Hijo mío...
 
REFLEXIÓN PERSONAL:
Mi madre dice...... " todos vamos para allá",
algún día seremos viejos y necesitaremos
de TODO EL AMOR de los que nos rodean,
así que es mejor ir preparando el camino,
 DANDO todo nuestro AMOR a nuestros viejos, dándoles,
 mimos, cuidados y toda la atención que ellos se merecen,
 como personas Y seres humanos
y como nuestros padres , tíos o abuelos,
demos hoy, lo que esperamos recibir mañana.
Un beso a tu corazón
un abrazo a tu SER
y una lluvia de bendiciones para tí
con todo mi amor.
 
" EN HOMENAJE A DIA DEL PADRE.
UN MINUTO PARA RECORDAR A MI PADRE,
 QUE LO TENGO TAN LEJOS Y DESEO DARLE
UN FUERTE ABRAZO Y DECIRLE:
¡¡¡ PAPÁ SIGUES SIENDO MI HÉROE !!!!
GRACIAS POR SER MI PADRE.
TE QUIERO
TU HIJA

 Copyright. © Arc Serveis Design 2003-2015