TIENES DERECHO...
 PERO NO DEBES
 
Tienes derecho a enfadarte, pero no debes pisotear la dignidad del otro.

Tienes derecho a sentir celos del triunfo de los demás, pero no debes desearles mal.
Tienes derecho a caer, pero no debes quedarte tirado.

 
Tienes derecho a fracasar, pero no debes sentirte derrotado.

 
Tienes derecho a equivocarte, pero no debes sentir lástima de ti mismo.

 
Tienes derecho a regañar a tus hijos, pero no debes romper sus ilusiones.

 
Tienes derecho a tener un mal día, pero no debes permitir que se convierta en costumbre.

 
Tienes derecho a tomar una mala decisión, pero no debes quedarte estacionado en ese momento.

 
Tienes derecho a ser feliz, pero no debes olvidar ser agradecido.

 
Tienes derecho a pensar en el futuro, pero no debes olvidar el presente.

 
Tienes derecho a buscar tu superación, pero no debes olvidar tus valores.

 
Tienes derecho a triunfar, pero no debe ser a costa de otros.

 
Tienes derecho a inventar, pero no debes olvidar a Dios.

 
Tienes derecho a vivir en paz, pero no debes confundir ese derecho con ser mediocre o conformista.

 
Tienes derecho a vivir en la opulencia, pero no debes olvidar compartir con los menos afortunados.

 
Tienes derecho a desanimarte, pero no debes perder la esperanza.

 
Tienes derecho a la justicia, pero no debes
confundirla con la venganza.

 
Tienes derecho a violentarte, pero no debes dejar de ser cortés.

 
Tienes derecho a un mañana mejor, pero no debes cimentarlo en un hoy fraudulento.

 
Tienes derecho a ser positivo, pero no debes ser arrogante.

 
Tienes derecho a soñar y enseñar a otros a soñar.

 

 Copyright. © Arc Serveis Design 2003-2015